Cuestionario de Alejandra Lerma para la revista de poesía Cuaderno Ático



La poeta colombiana Alejandra Lerma


Alejandra Lerma, Comunicadora Social y Periodista de la Universidad del Valle, Cali, Colombia. Le gustan las montañas y el helado de macadamia, su poeta más querida es  Wislawa Szymborska. 24 años en el planeta y 12 años en el universo poético, de signo leo y  sangre de tinta.

Ha participado en diferentes espacios de lectura de poesía tanto en la ciudad de Cali, en Bogotá, Pereira, Manizales, como en otros municipios  de Colombia (Caicedonia, Jamundí, Popayán, Roldanillo, Riosucio y Palmira), a nivel internacional fue invitada al encuentro de mujeres poetas en Oaxaca México, a lecturas de poesía en Ecuador,  y al encuentro la poesía se eleva en Tacabamba Peru. Ha sido finalista en varios certámenes y concursos de éste género. Sus poemas han sido publicados en una Antología individual El Lenguaje de Mi Alma (2008) y en obras colectivas como la Revista Fundación Plenilunio, la revista Clave, la Antología Poética Amores Urbanos (2011) la Antología Trébol de cuatro hojas ( 2014),  y Oscuridad en luz Alta ( 2015).

En el II Concurso Municipal de Poesía “Luis Alfonso Castrillón”, en Restrepo (Valle, 2005) ocupó el segundo puesto al igual que en los concursos, III Concurso Departamental de Poesía “Casa de La Cultura” (Jamundí, 2008); XVIII Concurso de Poesía Edición Embalaje del Museo Rayo (Roldanillo, 2008), en el Concurso de Poesía Red de Bibliotecas Comunitarias de Cali, 2009, y en el  II Concurso de poesía Ciudad de Palmira ocupo el primer puesto (2014), fue ganadora de la beca de estímulos 2015 del fondo mixto de cultura y la secretaría de Cali para publicar su libro “ Oscuridad en Luz Alta”.


--


1. ¿Cuál es su opinión respecto a la situación editorial que vive la poesía escrita por autoras en la actualidad? Tanto en lo que respecta a autoras de su propia lengua, contemporáneas o no, como a autoras traducidas.

Creo que la posmodernidad en la que habitamos nos ha dotado de las plataformas virtuales y de la conectividad suficiente para compartir, difundir y acceder a la información; esto, como todo en la vida, tiene matices, porque si bien nos encontramos en un momento en el que podemos consultar y publicar, casi infinitamente, todo lo que necesitamos, también nos encontramos con la saturación y la excesiva producción de material de muy poca calidad.  Por otro lado, cada vez más y con mucha fuerza y creatividad, surgen editoriales alternativas, artesanales, universitarias, de bajo costo y gran calidad, que le dan muchas vidas a los libros:  desde el clásico y hermoso papel hasta el necesario y móvil formato digital. Para dar un ejemplo en Colombia está la revista Ex libris de la Universidad Nacional de Bogotá, que fundamenta su trabajo en la ilustración poética, y en Cali el grupo editorial Chochal, que explora la creación de poemas visuales a través del collage y la elaboración de cartoneras.

En relación al género, ya que la pregunta especifica por autoras, no creo que la poesía deba limitarse en este aspecto, como seres humanos somos creadores y creadoras y los colectivos editoriales están integrados por una diversidad de hombres, mujeres y personas que se reconocen en otras categorías. La calidad literaria no depende del género. 



2. Esboce algunos rasgos significativos de su creación poética.

Esto es un poco complejo, es como mirarse al espejo y enumerar los defectos y virtudes.  Lo que puedo contarles al respecto es que en mi trabajo poético existen algunas obsesiones: el universo femenino, y con esto incluyo la experiencia de los hombres, la obsesión por la naturaleza salvaje e inevitable que nos circunda, y la incerteza ante la vida y la muerte. Lo anterior en cuanto a contenido y temáticas. 

En relación a la forma, como buena hija de mi época, escribo en verso libre. Como decía Wislawa, le huyo a las grandes palabras, me gusta el surrealismo pero no abuso, prefiero decir cosas simples e intentar que sean profundas, la saturación me parece perversa; y  no tengo un manual de escritura, cada poema es un mundo, pero los hijos se reconocen y se parecen.



3. Por ultimo, recomiéndenos algunas poetas (de cualquier época o lugar) que usted juzgue de indispensable lectura.

Esto lo sugiero haciendo la advertencia  de que son mis predilectas, que no tienen porqué  ser las mejores ni las únicas, ni las más importantes, pero son las que  a mí me han transformado y me acompañan y me acompañaran, junto a muchas otras que espero conocer. 


1) Wislawa Szymborska, mi más amada, polaca, se ganó el Nobel. Recomiendo toda su obra, duro encontrar poema malo. Pero entre mis más amados:

Fin y Principio
La habitación del suicida
Un escarabajo boca arriba  
Las nubes
Algo sobre el alma 
A la muchacha que fui


2) Blanca Varela, peruana, la única mujer en ganar el premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca. Poemas recomendados:

Nadie nos dice
A media voz 
Juego Amoroso


3) Cristina Peri Rossi, Uruguay, 1941.

No quisiera que lloviera
Reminiscencia
R.I.P


4) Olga Orozco, Argentina, 1920.

Cuando alguien se nos muere
En el final era el verbo


5) Ana Ajmatova, Rusia 1899

El poeta
Estamos intoxicados uno del otro 
Sótano del recuerdo  


6) María Mercedes Carranza, Colombia, suicida.

Patas arribas con la vida
La Patria
Canción de Domingo 


--



Poema de Alejandra Lerma en la revista Cuaderno Ático


TENGO UNA CICATRIZ

Me la han hecho con un hacha sobre la espalda y el recuerdo.
Miento, es cicatriz de bala, encontrada por mi cuerpo
¿Alguien la habrá perdido?
No sé a quién regresarla.
Pero no es de bala mi cicatriz, es de vidrio
Un ebrio me ha cortado las entrañas.
Parece de colmillos mi marca,
Como si un perro furioso hubiera mordido un pensamiento.
Sigo mintiendo, la cicatriz es de boca
De amante desesperado y fugitivo.
Pero no, esta señal es de ausencia
La huella de no ser tocada.
Tengo una marca de vientre oscuro
De llanto, de ternura, de placenta dormida…
Todo es una mentira
No tengo cicatrices
Sigo siendo herida abierta.


*

TENHO UMA CICATRIZ

Fizeram-ma com um machado sobre a coluna e a lembrança.
Minto, é cicatriz de bala, encontrada no meu corpo
Alguém tê-la-á perdido?
Não sei a quem dá-la.
Mas não é de bala a minha cicatriz, é de vidro
Um bêbado talhou-me as entranhas.
Parece de caninos a minha marca,
Como se um cão furioso tivesse mordido um pensamento.
Continuo a mentir, a cicatriz é de boca
De amante desesperado e fugitivo.
Mas não, este sinal é de ausência
O rasto de não ser tocado.
Tenho uma marca de ventre escuro
De choro, de ternura, de placenta adormecida…
Tudo é uma mentira
Não tenho cicatrizes
Continuo a ser ferida aberta.

(Traducción de Sandra Santos)

+ info: 
http://www.revistacuadernoatico.com/
https://www.facebook.com/cuadernoatico

Mensagens populares