Cuaderno Ático #12


Ten cuidado de la belleza, resguárdala, como un vigía a los que duermen. Entre sus cabellos, en las brasas, en los restos de la cena. En la lejanía y en la piel de los párpados, en la noche que vencen. En el callejón hacia el mercado vacío, sangre y escamas en el suelo, olor a lana y a nido. Como en lo profundo del bosque, donde no hay ni culpa ni vergüenza. Guarda la moneda de ese país extranjero.


// Esther Zarraluki, de "Peces que duermen".
//Toru Takemitsu, "Rikyu".


Mensagens populares